Bendecido y Roto: Reciclando Nuestras Vidas

"Recicla hoy para un mañana mejor"- Lema popular

Hace poco leí un estudio sobre el comportamiento de reciclaje de los consumidores, y de inmediato se me ocurrió que es una analogía perfecta para la auto-percepción y el Brother David Henley Glenmary Home Missioners Vocation Directorcomportamiento de muchos hombres que conozco que están tratando de discernir la voluntad de Dios en sus vidas. Los autores, Remi Trudel y Jennifer Argo, trataron de analizar "las condiciones en las que los consumidores desecharon productos reciclables en la basura". Ellos encontraron que "cuando un producto es lo suficiente distorsionado o si cambio de tamaño y forma, los consumidores lo perciben como menos útil". Y "cuando lo perciben como menos útil, es mas probable que lo tiren a la basura, en lugar de reciclarlo."

Así que la persona que normalmente recicla una lata de aluminio es probable QUE NO LO RECICLE si está sucio, abollado o aplastado. Los autores también encontraron que mientras alguien puede reciclar toda una hoja de papel si está intacta, él o ella perciben la misma cantidad de papel en la basura si está roto o arrugado. A pesar de que es el mismo material, si no parece que pueda ser reutilizado, la persona la va a tirar a la basura y no a la papelera de reciclaje.

Los Estados Unidos es una sociedad de consumo. Este hecho realmente me hace reflexionar cuando veo una estadística como la siguiente: dos mil millones de toneladas de basura se tiran cada año, los Estados Unidos tiran más basura que cualquier otro país. La pregunta que me hago es, ¿Cómo esta "mentalidad de usar y tirar", tan frecuente en nuestra sociedad hoy en día influye en nuestra percepción de nosotros mismos y de nuestra capacidad para ser mejores?

A menudo hablo con hombres que se sienten llamados a algo, pero que no creen que sean "suficiente buenos" para ser sacerdotes o hermanos. Hablan de sus errores del pasado y piensan que, a causa de los pecados que han cometido, no pueden realizar sus llamadas a la vida religiosa.

Ellos pueden pensar que están llamados a algo más grande, pero cuando ven todas las abolladuras y grietas en sí mismos, creen que no son dignos de ser reciclados como sacerdotes o hermanos. Ellos preguntan: "¿Quién yo?" Ellos piensan: "Estoy seguro que Dios no me quiere a mi- Dios está buscando a alguien mejor". Pierden la fe, dudan y se dan por vencidos.

Todos estamos bendecidos y rotos. Pero debido a que el maravilloso don de la redención en la cruz, todos se pueden reciclar.

¿Te está llamando Dios? ¿Estás preparado para aceptar la redención y reciclar tu vida? El Papa Francisco recientemente hizo un tweet, "!El perdón de Dios es más fuerte que cualquier pecado!" Si ese es el caso, todos podemos empezar de nuevo y ser reformado y reciclado en algo más grande. ¿Por qué no como un misionero de Glenmary?

Por favor, pónganse en contacto con nosotros si le gustaría obtener mas información sobre Glenmary- o si le gustaría hablar con alguien acerca de seguir su llamado vocacional o aclarar algunas dudas que puedes estar experimentando. Puedes llamar al 513-881-7494, ponte en contacto con nosotros a través de nuestro sitio Web, envía un e-mail, o ponte en contacto a través de Facebook.

También puedes leer columnas anteriores del Hermano David Henley en el sitio Web de Glenmary.