Tierra de Misión, EE.UU. te está esperando

"La cosecha es abundante, pero los obreros pocos. Rueguen, por tanto, al dueño que envíe obreros a su cosecha." Lc. 10, 2

Brother David Henley Glenmary Home Missioners Vocation DirectorComo promotor de vocaciones de Glenmary Home Missioners, tengo la suerte de estar en sintonía con los informes de noticias sobre las vocaciones en la Iglesia Católica. Me refiero a las dos fuentes de la información formal e informal. La mayoría de los reportes informales que recibo de promotores vocacionales en otras comunidades, indican, como en Glenmary, hay un aumento del número de hombres que están discerniendo y respondiendo a su llamado. En el caso de Glenmary, la tendencia se evidencia en el aumento de hombres que han participado en los retiros Vengan y Verán en los últimos años.

Pero los informes oficiales indican que a pesar los aumentos en el número de hombres en los seminarios y programas de formación, todavía no hay suficientes perspectivas vocacionales para llenar los zapatos del clero envejecido y religiosas en los Estados Unidos. El mes pasado, un informe del clero por parte del U.S. Bishops Committee on Clergy, Consecrated Life and Vocations (Comité de Obispos de Estados Unidos del Clero, la Vida Consagrada y las Vocaciones) presentó datos recientes sobre las vocaciones y vida religiosas en este país. Las tendencias negativas citadas en este informe fueron las siguientes:

  • El número de sacerdotes en Estados Unidos sigue disminuyendo en 1% al año.
  • Los recién ordenados son "étnicamente más diversos pero no tan diversos como la población católica en general."
  • Tendencias demográficas indican que hay una "continua disminución general en los hermanos religiosos."

Las tendencias positivas identificadas fueron las siguientes:

  • Buenas noticias: 600,000 católicos nunca casados (14-35 años) ‘han considerado' un llamado al sacerdocio y a la vida religiosa.
  • Si una persona anima a una persona a considerar la vocación religiosa, él/ella es dos veces más probable que lo haga.

Glenmary, también, tiene buenas noticias y malas noticias para dar. La buena noticia es que Glenmary tiene a 12 hombres en nuestro programa de formación. Tres hombres están actualmente bajo votos y en el nivel de estudios avanzados. Otros tres se encuentran actualmente en su año de noviciado. Tres nuevos candidatos se trasladaron a la casa de estudios de Glenmary en St. Meinrad, Ind., en agosto- dos de los cuales han comenzado sus estudios en el seminario de St. Meinrad y uno se está preparando para hacerlo en un futuro próximo. Y los tres hombres restantes están estudiando actualmente en el Colegio Divine Word en Epworth, Iowa. De los 12 hombres, dos se están preparando para hermanos religiosos y los otros 10 para el sacerdocio

Sin embargo, a pesar de las buenas noticias del número de hombres en el programa de formación de Glenmary, la mala noticia es que creo que todavía estamos enfrentando una crisis de escasez en los Estados Unidos y en la "Tierra de Misión EE.UU". Con el fin de superar esta crisis, se necesita más hombres para responder al llamado para ayudar a Glenmary para que puedan servir las vastas regiones de Estados Unidos donde la Iglesia Católica aún no es efectivamente presente.

Un par de comunicaciones recientes han servido como recordatorio sobre la urgencia de la necesidad que existe en la Tierra de Misión, EE.UU.

Presidente de Glenmary, el Padre Chet Artysiewicz, me informó que recientemente recibió una carta de un obispo en una diócesis donde no hay sacerdotes o hermanos de Glenmary sirviendo. El obispo escribió que a él le gustaría "discernir una posible presencia de sacerdotes y hermanos de Glenmary en la diócesis." En su carta, también explica la tremenda necesidad de servir a las personas que viven en zonas rurales de la diócesis, donde la población católica lucha como minoría. En otra diócesis, un obispo recientemente dijo a un sacerdote de Glenmary que estaría "abierto a dejar que Glenmary sirva en más condados en su diócesis y que Glenmary debería considerar cualquiera de una serie de condados de ahí que no tienen presencia católica."

Lamentablemente, a pesar de nuestro cuerpo estudiantil creciente, Glenmary no tiene ningún personal para enviar a cualquiera de estas diócesis por el momento- o a cualquiera de los otros lugares donde hay una necesidad. Las peticiones de los obispos claramente indican que a pesar de todo el progreso que Glenmary ha hecho en los 75 años transcurridos desde su fundación, la necesidad de la misión esta todavía muy presente hoy en día.

El fundador de Glenmary, el Padre William Howard Bishop, sabía que traer una presencia católica a "Tierra de Misión, EE.UU.," no era una tarea que completará en un futuro próximo. En 1936 el escribió, "Es una empresa gigantesca. Se requerirán generaciones para lograrlo. Pero, ¿no puede decirse lo mismo de cada empresa de misión?"

Glenmary Home Missioners ofrece muchas oportunidades para los jóvenes para que "Vengan y Verán" esta enorme necesidad de misión. Ahora es el tiempo para orar acerca de su llamado y discernir si es el momento adecuado para que usted responda a la invitación de la mano de obra en el campo de misión de Estados Unidos. La necesidad está creciendo y la gente de Tierra de Misión, EE.UU, te están esperando.

Si desea más información acerca de Glenmary Home Missioners o le gustaría hablar con alguien sobre cómo seguir su llamado a ser misionero, puedes llamar a 513-881-7494, o pónganse en contacto con nosotros a través de nuestro sitio Web, o envía un e-mail, o ponte en contacto a través de Facebook.

También puedes leer las columnas anteriores por el Hermano David en el sitio Web de Glenmary.