El verano en las misiones

"Una formación especializada es tan necesaria para este trabajo como lo es para las misiones en el extranjero... Tenemos la intención de entrar a nuestros campos misioneros en casa ni un poquito menos equipados como entramos a nuestras sociedades misioneras extranjeras van a entrar en el campo de la misión extranjera. En casa, nuestros misioneros pueden tanto observar y participar en diversas labores misioneros en el campo como su preparación." — Padre William Howard Bishop, fundador de Glenmary

Brother David Henley Glenmary Home Missioners Vocation DirectorCada verano los estudiantes de Glenmary son enviados al campo misionero por más "formación especializada". Sus experiencias de misión de verano están diseñados para darles amplias oportunidades de observar y participar en el ministerio de la misión. Estas experiencias permiten a los estudiantes aprender cómo poner las teorías que han discutido en clase en práctica en el campo misionero. Durante este verano de 2014, algunos estudiantes de Glenmary están siendo enviados a servir en Mississippi y Kentucky.

Además, un número de prospectos vocacionales- aquellos que apenas están aprendiendo sobre Glenmary- estarán visitando las misiones en Tennessee y Kentucky para darles una experiencia de primera mano de la vida diaria y rutinas de los misioneros de Glenmary. Para los estudiantes y prospectos, el propósito de estar en las misiones es ayudar a discernir su vocación misionera. Al vivir en la comunidad, trabajando de lado a lado y orando con los Glenmarians en estas misiones, los estudiantes actuales y potenciales podrán no sólo ver la gran necesidad, sino también para reflexionar sobre su propio llamado y cómo puede adaptarse a la necesidad

Al igual que en el salón de clases, los estudiantes serán capaces de hacer preguntas, pero debido al lugar esas preguntas serán más específicamente sobre el ministerio de misión de Glenmary y la forma de vida de Glenmary. Reflexionando sobre la experiencia, sin duda, dará lugar a preguntas acerca de su llamado. Preguntas que tendrán que preguntarse a sí mismo podrían incluir:

  • ¿Estoy llamado a la hermandad o sacerdocio? 
  • ¿Es mi llamado a Glenmary o alguna otra comunidad religiosa?
  • ¿Estoy llamado a vivir una vida de pobreza, celibato, castidad y obediencia religiosa?
  • ¿Puedo vivir en un pequeño pueblo en una comunidad rural?
  • ¿Es mi llamado a ser misionero y evangelizador?
  • ¿Estoy llamado a ministrar ecuménicamente así como en todas las culturas multiculturales? ¿Tengo el deseo de trabajar por la justicia?
  • ¿De que manera están mis dones adecuados para atender las necesidades de la misión?

Los sacerdotes y hermanos de Glenmary en las misiones ayudarán a los estudiantes enfrentar estas preguntas y muchas otras dudas, inquietudes, incertidumbres y temores que surgen en el curso del ministerio.

Durante mi formación me asignaron en diferentes momentos a misiones en Arkansas, Georgia, Mississippi y West Virginia. Estoy seguro que las experiencias en el verano me ayudaron a darme cuenta que estaba siendo llamado al ministerio con Glenmary. Lo más destacado de mis tareas durante el verano incluyeron tener la oportunidad de hablar sobre mi llamado con el Padre Vic Subb, preguntándole al Padre Bob Dalton acerca de mis dudas y preocupaciones, me dieron la oportunidad por parte del Padre Neil Pezzulo de liderar las actividades de los grupos de jóvenes en Arkansas, permitiéndome cometer errores y aprendiendo de ellos y en general, siendo genuinamente bienvenido en las misiones por los misioneros de Glenmary.

Mis experiencias de misión durante el verano me ayudaron a aprender que al poner mis habilidades pastorales en práctica no era siempre fácil como prepararse por un examen de teología, pero que se podría cumplir.

Empecé a entender que el servicio más crucial de los misioneros es estar presente con el pueblo de dios en el día a día y las luchas de la vida. Las relaciones que formé con ellos ayudaron a mantener mi llamado en cada subsiguiente semestre escolar como escribí otro reporte o estudie para otro examen.

Si desea más información acerca de Glenmary Home Missioners o le gustaría hablar con alguien sobre cómo seguir su llamado a ser misionero, puedes llamar a 513-881-7494, o pónganse en contacto con nosotros a través de nuestro sitio Web, o envía un e-mail, o ponte en contacto a través de Facebook.

También puedes leer las columnas anteriores por el Hermano David en el sitio Web de Glenmary.