Una Visión para la Misión

Bishop StatueCuando el Padre William Howard Bishop fundó la sociedad de Home Missioners of America (que ahora se conoce como Glenmary Home Missioners), enfatizó la necesidad de llevar la Iglesia a los que viven en los pueblos pequeños y lugares rurales de nuestro país. Cuando se fundó nuestra sociedad misionera en 1939, había 1,022 condados en los Estados Unidos sin un sacerdote residente. Hoy día, exclusivamente en el sur de los Estados Unidos, todavía hay más de 350 condados sin una iglesia católica o sin ministro pastoral.

Los años han traído muchos cambios, pero todavía existe una gran necesidad de nuestro apostolado misionero en los Estados Unidos. Además de las personas que experimentan hambre espiritual, hay millones que viven en la pobreza, sin poder cambiar su condición.
Inspirados por la visión de nuestro fundador, los miembros de Glenmary vivimos nuestra misión de la siguiente manera:

Vivos con el fuego del Espíritu Santo, los misioneros de Glenmary van a las zonas rurales y a los pueblos pequeños de los Estados Unidos donde la Iglesia Católica todavía no tiene una presencia pastoral, para proclamar y dar testimonio de la Buena Nueva de Jesucristo y el poder del amor, misericordia y justicia de Dios, que transforma el mundo.

—Del decreto de la misión Glenmary Home Missioners