Retiro bilingüe ayuda a promover la unión de Misión

Posted: 9/8/2014

Desde que la misión de Glemary en Erwin, Tennessee, se convocó por el Padre Tom Charters y el Hermano Tom Sheehy en el 2011, esta congregación de Anglos y Bilingual Retreat in Erwin, Tenn., Glenmary missionLatinos ha evolucionado y crecido como comunidad de fe unida. Y un esfuerzo como parroquia reciente, un retiro de adultos bilingüe este año, "tomo este crecimiento a otro nivel," dice el pastor asociado Kathy O'Brien.

Desde los inicios de la misión, el Padre Tom habló con los miembros de San Miguel sobre el fomento de unión por tener una Misa bilingüe los fines de semana (Inglés/Español) para toda la parroquia. Las personas siempre han celebrado juntos de esta manera, dicen que lo prefieren, y creen que los hacen una comunidad más fuerte.

Además, el equipo de liderazgo de Glenmary siempre "sigue haciendo hincapié en que somos una sola parroquia". Y tratamos de que eso suceda, dice Kathy. "Todo lo que hacemos, tratamos de hacerlo juntos"- como adoración, reunirnos para compartir los alimentos y socializar; servir a los necesitados; y celebrar fiestas y eventos. Los feligreses se han abierto unos a otros y disfrutan ser parte de la misión, añade.

Fluido en su español, Kathy llegó en Agosto del 2012 e inmediatamente comenzó su acercamiento a los miembros de la misión y los residentes del condado. El número de los latinos en la Misa dominical ha crecido significativamente desde entonces. (La asistencia dominical general ha aumentado de 40 en el otoño del 2011 a 150 en la actualidad.)

Mientras ella estableció el programa de Formación de Fe de la parroquia- y después la Escuela Bíblica de Vacaciones- ella invitó a los padres a llevar a sus hijos. "Ellos definitivamente querían una educación religiosa para sus hijos, así que esto fue otra fuerza importante en atraer a la gente a la misión y reunirlos", dijo ella.

Kathy, también ha estado enseñado una clase de Español/Ingles- lo que ha mejorado la capacidad de algunas personas para comunicarse y evangelizar y también ha atraído a más personas a la misión.

Pero más allá de todo esto, "El espíritu ha sido sin duda en el trabajo de nuestra misión," dice ella. "Y el retiro de este año fue un resultado de lo que ha estado pasando aquí todo el tiempo. Queríamos tener un retiro inclusivo, bilingüe, y de bajo costo en la casa parroquial para que se aprovechara la comunidad para profundizar la fe de los feligreses." Un grupo equilibrado de 37 anglos y latinos registrados para el programa.

Sin embargo, encontrar la mejor manera de llevar a cabo un retiro bilingüe era un reto. El consenso final del comité de planificación era de que los participantes se dividieran en 5 grupos pequeños, cada uno compuesto por un feligrés anglo y latino, con un traductor en la mesa de cada grupo para ayudar a los que necesitaban. Y las conversaciones sobre los temas principales fueron traducidos para dar a todos los participantes un acceso igualitario.

"Estamos abriendo nuevos caminos", dice Kathy. "Así que simplemente confiamos en el Espíritu y seguimos nuestro plan. Funcionó muy bien."

El retiro de "Misión de Nuestra Misión", que comenzó el viernes por la noche con una comida y concluyó la noche del sábado, se centró en cuatro maneras en que Jesús hizo su trabajo misionero como modelos de como las personas pueden hacer este trabajo en sus propias vidas en la actualidad. Estos cuatro aspectos de su ministerio fueron: encuentros con los demás, fraternidad alrededor de la mesa, el lavado de pies, y llegar a la periferia.

El Padre Tom dio las conferencias de iniciación en los primeros dos aspectos, mientras que Kathy y el Padre Aaron Wessman de Glenmary hizo la apertura con presentaciones sobre los otros dos. Cada charla fue seguido por una presentación traducido al segundo idioma. (Kathy y el Padre Aaron siempre proporcionaron su propio)

Después de cada presentación, un feligrés dio un testimonio personal sobre el mismo tema—que fue traducido en escrito por adelantado para todos los que lo necesitaban. Por ejemplo, una mujer latina dio una charla sincera en romper barreras culturales usando el cuadro de compañerismo con los demás parroquianos.

Finalmente, después de cada testimonio personal, pequeños grupos discutieron ese tema de ministerio, entonces todo el grupo participó en una oración de repuesta apropiada, tal como la adoración eucarística o servicio de lavado de pies.

Cada grupo pequeño también hizo una visita a la capilla, durante el cual los miembros se turnaban para orar en voz alta con el apoyo de los demás miembros.
Cada participante tenía la oportunidad de llenar una tarjeta de compromiso indicando como él o ella tratará de responder en el futuro a su llamado bautismal a la misión. El retiro concluyó con tiempo para la meditación, arrepentimiento y perdón, seguido de confesiones personales.

"Fue mucho trabajo para muchos feligreses dedicados, pero valió la pena", dice Kathy. "Y nuestros futuros retiros serán aún mejores y atraerán a más personas. En base a comentarios, creo que este retiro hizo que la gente se sienta aún más parte de la comunidad misionera y menos reticentes a participar, especialmente algunos participantes latinos."

Sólo algunos ejemplos: Un grupo de mujeres latinas se ofrecieron como voluntarios para hace la comida mexicana para una parroquia con Celebración del Cinco de Mayo. Otro grupo se ofreció a hacer y vender tamales para beneficiar el fondo de construcción de la iglesia. Una mujer se ofreció para limpiar regularmente la planta principal de la casa parroquial. Y dos no-feligreses que participaron en el retiro han comenzado a asistir periódicamente a Misa en la misión.

Como dijo un participante en su tarjeta de compromiso, "Voy a hablar más abiertamente sobre el amor que siento en San Miguel. Estoy muy orgulloso de ser parte de esta misión.

Este artículo aparece en el boletín de Julio 2014 de Boost-A-Month Club